En la América Nuestra, UNIDAD, UNIDAD y UNIDAD


Por Ana Hernández Hernández (*)

En los últimos tiempos, en la Patria Grande las banderas del neoliberalismo, y los grupos de poder contrarios a los progresistas han arremetido contra los pueblos y los beneficios sociales que durante la década del noventa y principios de este siglo habían aparecido con gobiernos como: el de Lula; en Brasil, Chávez; en Venezuela y Kirchner; en Argentina.

 

Esta desenfrenada arremetida cuenta con el financiamiento y aliento del imperialismo, el que se ha mostrado muy complacido con la ruptura democrática en Brasil, a través de la instauración de un gobierno de facto como el de Michel Temer que, en franca complicidad con el no menos corrupto sistema judicial del gigante suramericano,  echó por tierra la expresión de más de 54 millones de brasileños que habían elegido a Dilma Rouseff como la legítima presidenta.

 

Asimismo se han mostrado complacidos en la vuelta al neoliberalismo con el gobierno macrista en Argentina, con el fraude electoral en el último proceso en Honduras, al tiempo que encabezan el apoyo a la guerra económica contra el pueblo venezolano, sin perder de vista las ventajas que puede traerle la desestabilización en Bolivia y Nicaragua, esta última blanco de hechos vandálicos en los últimos días.

 

Los tiempos que corren no han sido, ni son nada halagüeños para los procesos progresistas encaminados por no pocos gobiernos de la región, sin embargo en los pueblos debe quedar como una estampilla grabada que: La unidad de los partidos y movimientos sociales progresistas y de izquierda de América Latina es una necesidad imperiosa para enfrentar la ofensiva de la derecha, y los envalentonados apetitos hegemónicos del imperio en la América Nuestra.

 

La Unidad en la Patria Grande ante las arremetidas de la derecha entreguista de Latinoamérica NO puede ser una consigna, esta ha de concretarse en la voz de los pueblos por sus legítimos derechos.

 

Una muestra de esta unidad del pueblo podrá enarbolarse este 20 de mayo en la República Bolivariana de Venezuela, cuando respondan al llamado de su presidente Nicolás Maduro y de la Revolución que encabeza: De salir a votar y a expresarse, cuyo proceso se consolida como una de las auténticas democracias de la región, al asistir por 25 ocasiones a las urnas en 19 años de Revolución.

 

América Latina despertó desde sus venas abiertas, y si no pocas naciones han retrocedido al neoliberalismo con el apoyo de la rancia derecha y el imperialismo, sus ansias de independencia, libertad y soberanía no han claudicado, y son indetenibles en los pueblos, pues en ellos  sigue vivo el ideario del libertador Simón Bolívar, y la llamarada eterna que prendiera Hugo Chávez cuando hizo suya y de los que vivimos al Sur del Río del Bravo, las banderas de la dignidad.

Por eso ante las amenazas sobre la Patria Grande y la posición entreguista y sumisa de varios gobiernos en Nuestra América, se hace imprescindible como nunca la UNIDAD, UNIDAD y UNIDAD de los pueblos. (Pensando Américas)

 

(*) Periodista cubana y colaboradora permanente de Pensando Américas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s