¡Al fin!


Por Patricio Montesinos. 

Con la firma del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión Europea (UE)  y Cuba se puso fin este lunes a la denominada Posición Común que Bruselas impuso en 1996 a la nación caribeña por instrucciones de Estados Unidos.

 

Dos décadas  fueron necesarias para que la UE terminara con una conducta injusta, de doble rasero y dependiente de Washington aplicada a la mayor de las Antillas por el solo hecho de defender su Revolución e independencia.

 

Fue en 1996 cuando el expresidente del gobierno español José María Aznar propuso a Bruselas, por órdenes expresas del exmandatario norteamericano George W. Bush, que el Viejo Continente impusiera sanciones a Cuba con la única “Posición Común” adoptada por el también llamado Grupo de los 28 a un Estado soberano.

 

Aznar, conocido empleado  del  Pentágono y acérrimo adversario de los cubanos, propició que la UE se sumara entonces a la frustrada política de aislamiento que Estados Unidos pretendía materializar contra el pueblo del decano archipiélago del Caribe, junto a la prolongada y criminal  guerra económica, comercial y financiera que aún le mantiene intacta.

 

El acuerdo suscrito este 12 de diciembre en Bruselas por los jefes de la diplomacia cubana, Bruno Rodriguez, y de la UE, Federica Mogherini, pone término así a una etapa oscura de los nexos entre el bloque comunitario europeo y La Habana, y abre otro capítulo mutuamente beneficioso para las partes.

 

La resistencia y persistencia de la mayor de las Antillas, y la comprensión definitiva por el  Grupo de los 28 de que su postura estaba errada y constituyó siempre un fracaso, acabaron por desmantelar la “Posición Común”, coincidieron analistas.

 

Los expertos concordaron además en que el pacto alcanzado por Cuba y la UE es un triunfo de la diplomacia y la paz, y una derrota de quienes como Aznar y W. Bush alentaron y todavía incitan  la confrontación y las guerras en el mundo.

 

En ese sentido, el canciller cubano manifestó que  hoy es indispensable consagrarse a la defensa de la paz, al tiempo de señalar que  “es apremiante construir un mundo democrático y multipolar para salvar la Humanidad”.

 

En su intervención, tras la firma del citado acuerdo con el Viejo Continente,  Rodriguez  afirmó  que de seguro  contribuirá  a enriquecer una relación histórica y culturalmente  intensa, y a desarrollar en mayor medida los vínculos políticos, culturales, comerciales, financieros, científicos, académicos, deportivos y de cooperación.

 

Recordó  las palabras de su Presidente Raúl Castro, cuando dijo que el país caribeño está abierto a la construcción de una nueva etapa en los nexos con la UE, siempre sobre bases de respeto y reciprocidad.

 

Asimismo Rodriguez rememoró que el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, subrayó en 2003 que: “Cuando la Unión Europea se creó, lo aplaudimos porque era lo único inteligente y útil que podían hacer como contrapeso ante el hegemonismo de su poderoso aliado militar y competidor económico”, en clara referencia a Estados Unidos.

 

La “Posición Común” de la UE acaba de morir, como más temprano que tarde le ocurrirá igual al bloqueo de más de 50 años que Washington mantiene contra el pueblo cubano pese al rechazo unánime de la comunidad internacional.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s