Evo, uno de los más agradecidos que acompañan a Fidel


Por Patricio Montesinos.

Evo, figuras entre los más agradecidos que acompañan a Fidel, como dice una hermosa canción dedicada al líder de la Revolución cubana, tras el inicio de su viaje a la eternidad, y a quien en la Patria Grande le repetimos por estos días: Padre mío no nos sueltes de la mano que aún no sabemos andar  bien sin ti.

 

Recordamos,  digno presidente de Bolivia, que te vimos caminar conmovido por las calles de Caracas escoltando a Hugo Chávez, cuando el Comandante Supremo venezolano marchó en busca de Simón Bolívar, José Martí y Ernesto Che Guevara,  igual que hizo Fidel Castro este 25 de noviembre.

 

Te escuchamos, Evo Morales, llamar una y otra vez a Chávez hermano mayor, y padre a Fidel, tus dos ídolos de la historia contemporánea, y de quienes eres, claro, uno de los más grandes discípulos, junto a tus  colegas Nicolás Maduro, Rafael Correa y Daniel Ortega, entre muchos destacados compañeros de lucha latinoamericanos.

 

En La Habana, a donde acudiste para acompañar a Fidel, como lo hiciste con Chávez  en Caracas, ratificaste tu inmensa admiración y respeto por esos dos gigantes defensores de la soberanía, la independencia y la unidad de los pueblos de Nuestra América, y del mundo.

 

Afirmaste, con tu corazón, que no habrá en el planeta tierra otro hombre similar al fundador  de la Revolución de la mayor de las Antillas, y que sus ideas perdurarán para siempre.

 

Con sentidas palabras, destacaste que gracias a su líder histórico Cuba  es un semillero de revoluciones  y de solidaridad en la Patria Grande, y que materializar definitivamente  la soñada unidad de nuestra región es el mejor homenaje a su memoria.

 

Desde que te conocimos, adalid indígena latinoamericano, hiciste tuyas todas las banderas de Fidel y Chávez, y junto a ellos las alzaste con entereza, firmeza y humildad.

 

Evo, tus compatriotas de América Latina no olvidaremos jamás cuando en la Plaza de la Revolución en La Habana, ante millones de cubanos y amigos de todas partes del mundo, despediste al Comandante en Jefe con un Hasta la Victoria Siempre, que vibró desde el sur del Río Bravo hasta la Patagonia.

 

Desde la Pachamama seguirás “Cabalgando con Fidel”, como se titula la canción del afamado compositor cubano, Raúl Torres, el mismo que a Chávez  le dedicó otra hermosa: “El regreso de un amigo”.

 

Sí, continuarás “Cabalgando con Fidel”, y con Chávez, porque eres de los más agradecidos que hoy acompañan a los héroes de la Patria Grande.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s