En España ganaron la incertidumbre y el abstencionismo


Por: Patricio Montesinos.
A pesar de que el derechista Partido Popular (PP) consiguió hacerse con la mayor cantidad de votos en las nuevas elecciones generales celebradas en España este domingo 26 de junio, los verdaderos ganadores fueron la incertidumbre, el abstencionismo y la segura continuidad del neoliberalismo.

Con el 32,5 por ciento de los sufragios a su favor,  el PP ocupó el primer puesto en los comicios, sin lograr la mayoría absoluta requerida (176 diputados) para gobernar en solitario, seguido del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la coalición de izquierdas Unidos-Podemos, y Ciudadanos. (C`s).
Los “Pepistas”, encabezados por su candidato Mariano Rajoy, obtuvieron 137 escaños en el Congreso (de un total de 350), el PSOE 85, Unidos-Podemos 71, y C`s 32, lo que obliga otra vez a las principales organizaciones políticas de ese Estado europeo, como ocurrió en las pasadas elecciones del 20 de diciembre, a negociar alianzas que no alcanzaron en los últimos 6 meses, para poder formar un futuro ejecutivo.
El abstencionismo, más de un 30 por ciento, fue en realidad uno de los grandes triunfadores de la contienda de este 26-J, similar a la incertidumbre generada por un ineludible pacto que nunca pudieron materializar ninguno de esos cuatro partidos, luego de los comicios del 20-D.
Rajoy, el mandatario español de los recortes sociales, los desalojos masivos, la represión policial, la corrupción y la ley “Mordaza” que restringe la libertad de expresión en esa nación ibérica, anunció que está dispuesto a dialogar con el PSOE, por cierto, para nada de izquierda aunque algunos se crean esa reiterada falsedad.
Los “Socialistas” respondieron en principio que no dialogarán ni compartirán  el poder con el “Pepista” actual presidente en funciones, no obstante algunas voces de sus viejos llamados “barones” parecen abogar por lo contrario.
El PSOE enfrenta una profunda crisis interna, a tenor con la que azota a España, que lo llevó a obtener menos votos en las recientes elecciones que en las de diciembre de 2015. Les ocurrió lo mismo a  Unidos-Podemos y C`s, hecho que favoreció al PP.
Después de los resultados de la nueva consulta popular, ese Estado europeo se asemeja a un barco varado, sin capitán y  en medio de una fuerte tempestad que parece no ceder a la calma.
Sus tripulantes, dígase la mayoría de los españoles de a pie, viven agobiados por una prolongada y severa crisis económica, por el neoliberalismo salvaje impuesto por los “Pepistas”, y una falta de confianza en los políticos, implicados en incontables y escandalosos hechos de corrupción.
Temen, a su vez, a eventuales cambios dado el engaño cotidiano y perverso de los medios de prensa, casi totalmente controlados por la derecha, poderosos bancos, y monopolios que favorecen el todavía vivo bipartidismo totalitario, en una sociedad marcada aun por el conservadurismo y el fantasma del franquismo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s