#Cuba: prudente pero firme ante los saboteadores


picasion.com_d81ecd1d0479e1c927b141f7ce79eef5Por Ángel Bravo 

El retorno de los Cinco a la Isla y el acuerdo para normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba tiene todavía asombrado al mundo. No ha habido medio de comunicación que no se haya referido a estos acontecimientos. Recién hoy, muchos se enteran que Cuba viene resistiendo más de cincuenta años un criminal bloqueo económico, comercial y financiero.

Presidentes de varios países y con distintas posiciones políticas han saludado el reinicio de estas relaciones. Washington y La Habana han admitido que este es el primer paso. No hay triunfalismos; el camino que sigue será largo, y deberá primar el respeto a las diferencias y a la soberanía de cada nación.

Los grandes perdedores son la industria contrarrevolucionaria de Miami y de la Isla, que en el fondo son lo mismo: mercenarios. Los batistianos del Sur de la Florida se asentaron ahí, creyendo que su estadía sería temporal y volverían pronto a Cuba, para recuperar sus negocios del juego, la prostitución y las drogas. Durante cinco décadas se dedicaron a organizar, participar y financiar todo tipo de acciones terroristas para desestabilizar la Revolución y no lo lograron. Hoy con el acercamiento entre Washington y La Habana, aquella verborragia que acusaba a Cuba de ser una dictadura, quedará solo en el triste recuerdo de los que vivieron de esas falacias (incluyendo a los grandes medios comerciales pertenecientes a la Sociedad Interamericana de Prensa). Más allá de distintas posturas y sistemas políticos, se trata del reconocimiento mutuo, entre dos países soberanos.

La mafia de Miami tratará de reinventarse, porque no podrán seguir viviendo de ese negocio; el golpe ha sido duro para ellos. En estos días es irrisorio ver en la televisión de Miami las reacciones irracionales de esa pandilla; las calumnias, incoherencias y extravagancias, los desacredita mucho más.

Rendidos por la desesperación -esos que burdamente se llaman “exilio histórico”-, hicieron una manifestación el 20 de diciembre -con más reporteros que manifestantes-, y exhibieron al monstruo terrorista Luis Posada Carriles. Con el decrépito entre filas –sacado del sarcófago-, ratificaron la complicidad que tienen con el terrorismo. Esa bestia expectoró: “Estoy muy dolido por el anuncio del presidente Obama hacia Cuba; no se puede tratar con delincuentes y asesinos”. ¿Puede acaso algún político serio de Estados Unidos tomar en cuenta a esta horda?

Otros que se creen más listos, como los de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), cuyo prontuario terrorista es inmenso, han empezado a hablar de adaptación, reclamando derecho a participar en las negociaciones. ¡Están completamente drogados! Para Cuba, la FNCA siempre será una organización terrorista, con la que no tiene nada que conversar ni acordar. La negociación es entre el gobierno de Cuba y el gobierno de Estados Unidos.

Por su parte los contrarrevolucionarios nativos más publicitados como Yoani Sánchez, Guillermo Fariñas, Bertha Soler, Elizardo Sánchez y Martha Beatriz andan exasperados, porque temen que se interrumpa el envío de miles de dólares, los cuales reciben, gracias a su “valerosa” lucha por la democracia en Cuba. ¿Cómo van a seguir viviendo ahora, de un discurso falaz, que, pública y oficialmente, el mismo presidente Barack Obama no comparte?

Pero los manotazos de ahogados en Miami y en la Isla eran predecibles. El presidente cubano Raúl Castro, al clausurar el Cuarto Período Ordinario de sesiones del Parlamento, el 20 de diciembre, expresó: “No ignoramos las virulentas críticas que ha debido soportar el Presidente Obama, a causa de los citados anuncios, por parte de fuerzas que se oponen a la normalización de las relaciones con Cuba, incluyendo legisladores de origen cubano y cabecillas de grupúsculos contrarrevolucionarios que se resisten a perder el sustento que les han proporcionado décadas de confrontación entre nuestros países. Harán todo lo posible por sabotear este proceso, sin descartar acciones provocativas de toda índole. Por nuestra parte primará una conducta prudente, moderada y reflexiva, pero firme”.

¡Cuba Va!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s